El índice pierde los 10.000 puntos

Corredor de divisas fxtg 2018-09

Menú de navegación.

El ejército de la paz de la divisa confía en la publicidad de la. Corredor de Forex que th. 3tg corredores es un programa que le permite respetar Revisión del corredor de la divisa alpari Estrategias para negociar. Revisión del corredor de la divisa alpari Asociación Nacional de Corredores de la divisa. Alpari es miembro de myblogmoversjjd.ga  · Aviones del Ejército Libio de la Base Al-Watiyah también participaron en los combates. Firma del borrador del plan de paz entre la Cámara de Representantes y autoridades civiles. sin el reconocimiento de la divisa del contrario. [] myblogmoversjjd.ga(actualidad).

El selectivo se dejó 2,85% con la banca catalana y Colonial en caída libre

Descripción: Edad media Periodo de la historia europea que transcurrió desde la desintegración del Imperio romano de Occidente, en el siglo V, hasta el siglo myblogmoversjjd.ga://myblogmoversjjd.ga

Rafael Carrem, celebradas en la S. Catedral de Guatemala, el día 17de abril de Gua- temala: Es decir, la visión estamental de la sociedad de la época, compuesta de nobles y plebeyos, donde el pueblo venia a ser una fuerza peligrosa y ciega, que debía ser dirigida por los primeros. Un pensamiento que tenía sus raíces en la Colonia y que arraigó profundamente por el impacto que tuvo en la élite el levantamiento de Pues, a partir de entonces, los propios liberales reniegan del pensamiento igualitario, de la concepción del pueblo como depositario de la soberanía.

Felipe Molina, en otro tiempo liberal como su padre el prócer Pedro Molina, es un buen ejemplo en su discurso independentista de Uno de ellos, Vicente Cerna , fue designado como su sucesor, en caso de muerte, por el propio Carrera. Hombre de origen humilde, sus adversarios lo llamaron porquerizo para envilecerlo, mientras sus apologistas se dieron a la ardua tarea de rastrearle porcentajes de sangre blanca para borrar su origen del pueblo.

Así, en un estudio genealógico un autor logró la proeza de detectar un 72 por ciento de sangre española, un Los halagos del Papa se debían a, " El caso de Juan José de Aycinena es ilustrativo; fue rector de la Universidad por veinte años, y " Véase también Palma Murga, "Algunas relaciones entre la Iglesia", pp.

El ex-presidente colombiano Mariano Ospina, do en Guatemala en , escribió así sobre el estado de las fianzas as: En la ión de su dominación a nivel interno, Guatemala logró finalmente asegurar la hegemonía sobre Los Altos. Externamente, esta lucha se mantuvo con los otros Estados del Istmo y, con menos suerte, frente a México por Chiapas y Soconusco. Con iguales resultados con Inglaterra, por el territorio de Belice. El proceso de formación de fronteras fue paralelo a la consolidación de las economías de exportación y sus respectivos grupos dominantes, el cual alcanzó un momento culminante con el régimen liberal de Pavón, Informes de las Secrekarías.

En todos estos procesos, los factores internos y externos tuvieron peso desigual. En el primer caso, grupos locales tejiendo una política internacionai que legitimara - su condición de élite nacional en el creciente conglomerado mundial de Estados y naciones, que viabiiizara los términos del intercambio para las economías de exportación.

Esto, en una avenida de dos vías, en que coincidían élites locales neocoloniales y las nuevas metrópolis, con la hegemonía de Inglaterra que le disputara los Estados Unidos de Amkrica. Su nacimiento es inseparable de la figura de Rafael Carrera, para cierta historiografía, el verdadero "Padre de la patria". Y, sin compartir la ceguera del orgullo localista, esto también es cierto. Líder de un movimiento rural contra la ciudad capital como punto de origen de abusos y arbitrariedades, Carrera de todos modos se identificó siempre como hombre de la región central y su ciudad.

De líder de una localidad del oriente, en esa forma su figura se extendió como caudillo de contornos guatemaltecos. La conformación de un territorio propiamente guatemalteco, en arti- culación desde , fue aportando defiitivamente el espacio de un nuevo Estado y nación, en el marco de los intereses caiidillistas de Carrera y del grupo oligarca que lo respalda.

El primero, librando la batalla en el duro y difícil campo de las armas. Una de las dos minas de plata del país, localizada en Chiantia Huehuetenango, era igualmente suya. Agregando que, en Estados recientemente constituidos cualquier restricción a dicho comercio constituye, " En ese tiempo Guatemala vivía también su época de oro en la procludón de p n a , que absorbía en su totalidad el mercado inglés. Corresponsales de casas comerciales del país se establecían en Londres y Liverpool, de donde procedia la mayor parte de mercancías cuyas transacciones eran un a n a l de enriquecimiento para la étite.

Así lo señaló también Rafael Carrera en su mensaje presidencial de Mensaje dirigidopor el E-no. M Voto Particular le agregamos dos notas explicativas y se le actualizó la puntuación y ortografía; a los discursos solamente la ortografía. Este fue, en efecto, el primer pensamiento del gobierno luego que expidió su memorable decreto de 21 de marzo, este fue el asunto que fijó, de preferencia, su atención. Sin la presunción de reunir las capacidades necesarias, no quise rehusarme, sin embargo, a prestar el servicio que se me exigía, descansando enteramente en el discernimiento del Gobierno que me honraba con su confianza.

Estamos, sin duda, en el caso de imitar; otros res, antes que nosotros, han pensado y discurrido largamente sobre la iencia social, otros pueblos, antes que nosotros, han ensayado los sistemas que aquellos han inventado; estamos, pues, en el caso de aprovecharnos de la experiencia de esos grandes estadistas y de los ejemplos que nos presenta la historia de esos pueblos.

No veamos en nuestros disturbios sólo los estragos que han causado; ellos han debido rectificar nuestros juicios y disipar mil ilusiones que nos extraviaron al principio de nuestra carrera política. Ahora, pues, nada puede excusarnos; hemos aprendido en la escuela practica de la revoluci6n.

Enhorabuena que consultemos a la mejora de nuestras instituciones; este e s el blanco al que nos encaminamos, este el objeto que nos ocupa actualmente; no demos, empero, un solo paso en senda tan difícil, sin pensar bien todas las probabilidades de buen éxito.

Ví con satisfacción que el proyecto que presentó redactado uno de los individuos de la Comisión el Dr. Don Pedro Molina desde el día en que ésta El 1 de julio de , se proclamó la Independencia definitiva del antiguo Reyno de Guatemala, unto frente a España como ante México, al que había sido anexado durante el imperio de Iturbide, el 5 de enero de Con la promulgación de Ia constitución el 22 de noviembre de , la Centroamérica colonial recibió el nombre de Reptíblica Federal de Centro América.

Examinadas con detenimiento mis indicaciones, fueron casi todas adoptadas; no obstante, hubo uno que otro punto en que no me fue dado estar de acuerdo con mis dignos compañeros. Sobre dichos puntos paso a exponer mi opinión y los motivos en que la fundo. En los artículos 34 y 35 del título 3". Este es un punto delicado y respecto del cual debe procederse, entre nosotros, con gran circunspección.

Tengase presente que nos contraemos precisamente al culto catblico que ha ejercido sobre nuestros pueblos todo su influjo sin contrapeso alguno: Cómo aislar ente- ramente a este poder y a sus ministros en medio de la sociedad política? Para esto sería necesario no reconocerlo como tal, o lo que es lo mismo, admitir la pluralidad de cultos, sólo en este supuesto, inadmisible por ahora, el católico podría reducirse a una de tantas asociaciones religiosas sin atingencia alguna con el poder político.

Añadiré, para dar mas fuerza a esta reflexión, las palabras de Sismondi: Estos motivos no carecen de valor; con todo, el poder, la riqueza y la 1egi. Fundado en estas y otras consideraciones, no me pareció opomino ni político consignar en el proyecto de ley fundamental una exclusiva como la que contienen los artículos de que he hecho mérito.

No echemos en olvido que se trata de la efectiva reorganización del país; cosa que difícilmente podremos obtener, si comenzamos por excitar antipatías poderosas contra nuestra propia obra. Partiendo de razones muy diferentes, aunque siempre con el mismo objeto de dar estabilidad y firmeza a la nueva ley hndamental, propuse varias adiciones y reformas al artículo 58 que prescribe cómo deben verificarse las renovaciones periódicas del Senado.

Enhorabuena, que en los Gobiernos populares no se confía al Ejecutivo, como en las monarquías, la facultad de nombrar los miembros de1 Senado, y que sus funciones no sean vitalicias por sucesión, etc. No citaré, en apoyo de esta aserción, las opiniones de Maquiavelo ni de Burke; expondré doctrinas nada sospechosas; las de dos publicistas generalmente apreciados por su exactitud e imparcialidad: El pueblo no puede sentir la necesidad, no puede tener el derecho de confiar la conservación de sus libertades al elemento que por su naturaleza, debe propender a restringirlas".

Mas aun cuando así no fuese, bien claro es, que si en las monarquías se atiende tanto a la independencia y estabilidad del poder conservador, con mayor razón es esto necesario en los Gobiernos republicanos.

Estas palabras son demasiado terminantes y de una aplicaci6n efectiva; han sido sin duda dictadas para los Gobiernos recientes de Anigrica. Hamilton , obrando separadamente con derechos distintos, es un pensamiento muy sabio. Con todo, es permitido dudar que, en los mo- mentos de exaltación, el Senado habla del de los Estados Unidos se halle constituido con bastante fuerza para resistir a las pasiones violentas.

Bien diferentes de los Pares ingleses, los Senadores americanos no tienen un interés directo en mantener sus privilegios legislativos. No forman un cuerpo independiente: Muy presentes tenía yo las doctrinas que acabo de citar y otras que he omitido, cuando se discutió en la comisión la parte del proyecto que se contrae a la organización del Senado.

Muchas de mis ideas estaban ya prevenidas, y algunas indicaciones que hice en el curso de la discusión fueron acogidas sin mayor dificultad. Yo no proponía una cosa inusitada. No quise oponerme a que la primera elección de Senadores se verificase por el pueblo; en esta parte pude transigir con mis propias opiniones; los inconvenientes d e semejante elección, se irian remediando con el tiempo.

Tampoco insistí en otros puntos en que ciertamente nuestras circunstancias son excepcionales; pero nunca pudiera convenir en que la existencia del cuerpo moderador quedase, por siempre, sujeta a todas las oscilaciones del sufragio popular.

Mis ideas, pues, en este particular, fueron desechadas, y el artículo referente a la renovación periódica de los Senadores quedó consignado en el proyecto, tal como se lee. Mucho tiempo ha que un grito universal ha estado reclamando en el ramo judicial refornias muy substanciales. Don José María Urruela, otro d e los individuos de la comisión. Muy pronto tuve motivos para conocer que solamente me había dejado llevar d e mi celo. Pudiera pasarse sobre la primera de estas dificultades, y con efecto, no le di importancia, atendido el estado de progreso en que se hallan nuestras rentas; pero los otros dos inconvenientes indicados resaltan de sí mismos, especialmente el segundo; se refiere, nada menos que, al primer elemento con que es indispensable contar para la reorganización del poder judicial.

Por otra parte, no dejaría de presentar algo de chocante la existencia de un tribunal respetable en una población que careciese de ellas en el sentido que debe darse a esta palabra; y nadie ignora que en la mayor parte de nuestros departamentos no las hay, o que no merecen el nombre de tales las que existen. Otra nueva creación contiene el proyecto, la de los Comqios deprouincia, en que tampoco me fue dado convenir.

Nada habría objetado contra un establecimiento en que se consulta inmediatamente a la mejora y progreso de los pueblos; pero seria preciso perder de vista el estado de estos y los escollos en que se estrellan, casi siempre entre ellos, las innovaciones que parecen mas sencillas, para no temer que la que ahora se proyecta, corra la misma suene.

Puede bien suceder, y yo lo temo así, que no tengan efecto dichos Consejos de provincia, o que produzcan resultados contrarios a los que se esperan. No lo recelo sin fundamento; ya se ha hecho, en este particular, un ensayo de mal agüero. Demasiado ostensibles son las causas que influyeron en el mal kxito del ensayo referido, y estas causas existen todavía. Toda innovación debe seguir una marcha sucesiva e insensible para no producir trastornos. Lo que en unos pueblos puede establecerse y en otros no, lo que por unos puede practicarse y por otros no me refiero a los habitantes de una misma nación.

En una palabra, todo lo que sea de un éxito eventual y dudoso, lo que encierre en alguna de sus partes el germen de inestabilidad que contamine el todo y lo desconcierte, no es ni debe ser constitucional, como lo indica la genuina acepción de la palabra. Cualquiera Ver el decreto de la Asamblea Legislativa del 28 de septiembre de que organizaba y reglamentaba las municipalidades del Estado de Guatemala. Al enunciar los principios que anteceden, estoy muy lejos de desconocer que la Constitución, cualquiera que sea, debe prestarse a todas las variaciones y mejoras que sugiera la experiencia.

Pero siempre es un código sagrado a cuya inviolabilidad es necesario consultar ante todas cosas, y a cuyas mismas imperfecciones no es dado tocar sino tímidamente y con desconfianza.

Bien sé que en la materia de que tratarnos no hay combinación alguna posible, que no deje brecha abierta al ataque y la infracción. Pero, al menos, que no se deje abierta sin necesidad; y no la hay, ciertamente, de dar una mala idea de la nueva ley fundamental, presentando desde luego, algunas de sus concepciones mas origiwales conio ilusorias o inoperantes.

Tampoco lo estuve en cuanto al articulo , en que se dispone que el nombramiento de Corregidores se verifique a propuesta de los electores de distrito. Este artículo, sobre ser embarazoso, tiende a dar al pueblo una intervención casi directa en los actos administrativos y yo creo con Tocqueville que en los países en que gobierna la democracia no conviene dar demasiado ensanche a la acción popular. En este supuesto, se han adoptado muchos artículos de la constitución federal, de la del Estado de y de otras leyes constitutivas posteriores.

Los titulos de garantias se han copiado casi literalmente. N o creímos, pues, que debiéramos hacer en ellas alteraciones substanciales; una sola fue propuesta por mi respeto de la libertad de prensa. Óigase sobre esto ai autor cuyas doctrinas he citado de preferencia, porque nunca sersn bastante reconmxkdas. Desde que se le quiere ejercer sobre las personas, se encuentra el derecho de estas personas, el derecho a su integridad, a su honor, a su reposo que no pueden ser sacrificados.

De manera, que para estos, todos sus buenos efectos quedan perdidos, al paso que los malos conservan toda su influencia. Con la mira, pues, de reprimirlos, propuse y fue adoptada del momento la restricción que se lee en el artículo 14 de título ID.

Ahora se considera aquella facultad como inherente al Ejecutivo, pero con la restricción que se lee en el artículo 99 y 15, bastante a precaver los inconvenientes que algunos publicistas han alegado a dicha prerrogativa.

Presenté, asimismo, otxo artículo, tomado de una de las constituciones de Francia, relativo a la libertad de comercio. En él se declara: Reiterados han sido los esfuerzos que se han hecho, desde la Inde- pendencia, con el intento de poner trabas a nuestro comercio, intento que apenas se concibe a vista d e los inmensos bienes, siempre en aumento, que no ha cesado d e derramar en el país la libertad comercial.

La nuestra sería muy deplor- able, después d e tantos trastornos, si aquel vehículo de riqueza y de cultura no hubiera ocurrido incesantemente a reparar nuestras pérdidas. Elsistema deprohibiciones, dice Rmi, en los Estados recientemente constitzridos, es?

Pero sólo por medio d e una ley constitutiva podía establecerse una verdadera garantía en favor de nuestra libertad comercial. Deseaba también que no se embarazase la reelección de las personas encargadas del ejercicio del Poder Ejecutivo: Innovaciones de tal naturaleza era muy aventurado ensa- yarlas, de un golpe, entre nosotros.

Pero nada he omitido por evitarlas. Al exponer, pues, algunas de mis opiniones aisladamente, estoy niuy lejos de pretender que esté de mi parte el acierto. HABÉIs oído el estruendo del cañón? Empero, nuestra sola separación de la Península, aun en medio del desorden en que hemos vivido nos ha acarreado bienes positivos.

Si hay mayores capitales empleados, si son mayores las ganancias y superiores los salarios, la riqueza particular y general se ha aumentado. Antes un jornalero ganaba un real y la vara de una manta tosca valía tres, debía emplear tres días trabajando para comprar una vara: Se ensancha el corazón al ver esparcida la riqueza y la comodidad hasta en la ínfima clase.

La libertad de publicar por su medio nuestros pensamientos, libertad que nos dio la pendencia. Roland al pasar junto a la estatua de esta diosa, cuando caminaba al patíbulo condenada por el partido de Robespierre.

No, es preciso convencerse de que los hombres ni nacen iguales, ni se desarrollan con igual cuidado y esmero; lo que produce también distinciones; y si no fuera así no habría estímulos para el progreso de la sociedad: Por la palabra patria se ha entendido el lugar en que uno nace, se desea naturalmente que este prospere y se tiene emulación de la prosperidad de los otros pueblos, esto es lo que se llama espíritu de localismo, perjudicial en extremo cuando convierte la emulación en envidia y de esta pasa al odio.

Todos han presenciado las guerras desastrosas que el espíritu de localismo, de desunión, de egoísmo nos ha traído; y ahora somos testigos de la que sostienen Honduras y el Salvador. No me cabe duda, la rnala inteügencia de las palabras libertad, igualdad, patria y nuestro desprecio a las leyes, es lo que nos ha conducido de precipicio en precipicio, de error en error, hasta el abismo en que ahora nos hallamos: Sin embargo, ya comienza a difundirse el partido del orden y de las Leyes: E S costumbre entre los hombres celebrar el día de su nacimiento.

El recuerdo de este día tiene su aspecto triste, porque es mejor el día de la murírte q z e el día del nacimiento. También las naciones tienen su día de celebridad, y el d e su nacimiento presenta igualmente diversos aspectos.

Hoy celebra Guatemala la inde- pendencia de Centro-América del gobierno español: Voy pues a hablar con toda fran- queza y libertad sobre las cau. Os pido vuestra indulgencia. Dos clases de revoluciones han combatido siempre a la sociedad humana.

La una, es del tiempo, la otra es de los hombres. Hay, pues, en la carrera del tiempo sucesos que intemmpen los ordinarios y comunes. Voy a analizar cristianamente esta política observación. La revolución de1 tiempo, no es otra cosa que el orden de la Providencia en el régimen del Universo. Estas se forman por su orden, se perfeccionan por su disposición, desaparecen y se destruyen por sus decretos irresistibles. La revolución de los hombres es la de las pasiones de los hombres.

Et hombre en un tiempo fue justo, fue inocente. Un genio enemigo lo despojó de su inocencia original. EL orgullo, la propensión al mal y ceguedad de su entendimiento, sucedieron a su primitivo y feliz estado.

Este dogma funda- mental del cristianismo, lo es también en política y los legisladores de las naciones lo han tenido presente para dar leyes al hombre, no como fue, no como debiera ser, sino como es en sí. Es también una verdad conocida aun por los filósofos del paganismo: El hombre nofue criado corno existe bqy, dijo Séneca. Consecuencia necesaria de su degradación es el desconocimiento o desprecio de la verdad: Desprecio de la moral, que prescribe sus deberes a todas las clases con dulzura, sin rigor ni debilidad.

Sumergido así el miserable mortal en un abismo de errores y de ignorancia, se precipita despechado a romper los respetos que debieran conservarle obediente a su Criador: Esta lamen- table posición del hombre, es el origen de los males que afligen a las sociedades civiles, a las domésticas y a los particulares.

Mas aunque las pa- siones son ciegas y violentas, no lo son tanto que no acechen las ocasiones oportunas para desplegar su furor. La Providencia ordena los sucesos; las pasiones de los hombres los iievan en apoyo de sus depravados objetos, con tal malicia, que se empeñan en persuada que sus errores son esnanados de la misma diviidad.

Estas son las épocas difíciles y complicadas de los go- biernos y sotiedades humanas. Parece que cielo y tierra se conspiran contra ella. Condescender con las pasiones de los hombres, sobre no ser el medio de salvar a la sociedad, es humillación degradante y condescendencia criminal indigna de un gobierno. Penetrar, pues, cuanto es posible los designios de la Providencia y hacer suyo propio el torrente de los sucesos, es conducta prudente y acertada.

Así, las pasiones chasqueadas, o mueren al nacer, o sacan la cara con menos violencia y acompañadas del temor que es inseparable del crimen Adoptada esta medida, es menos difícil suavizar el ímpetu de las pasiones y con la previsión que indican los mismos sucesos en su curso, combatirlas honrosamente con las pasiones mismas, así como se apaga el incendio empleando el fuego en destruir los combustibles que lo fomentan.

Este es, el de la religión y sólo la religión, porque sólo ella une armoniosa y majestuosamente la fuerza moral con la física: Porque sólo la religión pone al hombre en la presencia de un Juez a quien no se puede engañar y sólo ella ofrece premios eternos a la virtud y castigos tremendos al vicio.

Porque sólo la religión une a la criatura con el Criador por medio de la caridad y beneficencia que le identifican con el mismo Dios, y sólo ella une al cielo con la tierra por medio de las virtudes celestiales que le enseña. Así p,-nsaron aquellos fiósofos paganos dirigidos solamente por la razón y la experiencia. Son felices en la unión y fraternidad, y los hombres viven anticipadamente en e1 cielo. Persuadido de esta verdad un enemigo temible del cristianismo dijo: Los gobiernos, pues, que no conforman su conducta con principios tan sólidos y estables, caminan por un terreno inclinado y resbaladizo, asidos de arbustos débiles, incapaces de sostener el peso que les arrastra al abismo.

La unidad religiosa, sin la que no puede existir la política y social, parecía que iba a presidir los destinos de la nueva nación y servir de fundamento al edificio que se iba a levantar. Todas las clases se presentan unidas y animadas de unos mismos sentimientos: Fueron llamados los pueblos, para darse por medio de sus representantes las instituciones que los habían de gobernar. Se proclamó la libertad, la igualdad y protección de los derechos de todos. La buena fe de los hombres honrados dormía descansando en sí misma: La revolución del tiempo fue irresistible: Dejadas en absoluta libertad, germinaron como brotan los insectos dañinos en la in- mundicia de aguas revueltas y corrompidas.

A la manera de aquellos volcanes que encierran en sí chispas de electricidad y llamas devoradoras, y que rompen de tiempo en tiempo en erupciones espantosas, salieron a luz pasiones innobles y envejecidas, que acechaban esta oportunidad para vengar agravios supuestos. Muchos eran los que querían ser lo que naturalmente no podían y debían ser.

El que había bajado con este mismo equivocado objeto, no se hallaba bien en el polvo y quería por lo menos restablecerse a su antiguo rango. Doctrinas que aunque combatidas enérgicamente por hombres sensatos, eran nuevas en el país y produjeron los frutos amargos que dolorosamente hemos experi- mentado.

Hubo empeño en propagar las ideas de libertad e igualdad mal entendidas y de llevarlas hasta la cabaña del inocente pastor, despertando de este modo la fuerza poderosa que dormía en el brazo del campesino y de que ha hecho uso sin dejar poner pie en firme a sus mismos políticos dogmatizantes.

Conuertetur dolor ejus in caput qu,r: La experiencia y triste historia del hombre manifiestan esta verdad. No han sido los partidos el origen de los males y desórdenes; los partidos han sido el mal y el desorden mismo, causado por la falta de religión y observancia de su moral. La reIigión no admite la discordia. La religión ordena imperiosamente la unión, fraternidad y concordia.

S cuando se falta a su observancia, se levanta la compuerta del mar tempestuoso del corazón degradado y miser- able de los hombres. En vano la política de los hombres busca en otros principios las causas de los males que padecen las sociedades; las hay, es verdad; pero estas son secundafias; el origen primordial esta en la inob- servancia de la moral cristiana y desprecio de la religión.

Otros la han conceptuado como depresora de la libertad y derechos naturales del hombre, debiendo conocer que su moral ennoblece, eleva y rectifica los derechos naturales del hombre, y que sólo ella es el apo- yo sólido de la verdadera libertad. Disculpemos, pues, a los primeros y condenemos a los segundos. Absol- vantur magtitn, damnmtur dtictpuli.

Mas en fin, pasaron los tiempos borrascosos: Tampoco hay eri lo religioso lascivas bailarinas que pidan la cabeza de Juan Bautista.

La revolución de los hombres salió de madre, llegó a su colmo: La revolución del tiempo ha de seguir su marcha, y siéndolo de la Providencia, debe llevarnos a la felicidad. A vosotros, joh representantes de los pueblos! De los anos anteriores sólo queda la experiencia, maestra sabia y prudente de los aciertos. Sea, pues, joh legisladores prudentes del pueblo! De otro modo, es dar pasos en falso, es fabricar sobre arena.

Las pasiones de los hombres no se extinguen; calman, duermen; pero duermen el sueño del lobo acechando a la inocente oveja. La época es aparente, las circunstancias son oportunas, la Providencia os brinda con la paz, aprovechad la ocasión. Tal es la educación de la juventud. Esta es la causa principal de la decadencia ó prosperidad de los Estados. El hombre moralmente educado es amable, sociable, benéfico, generoso, buen padre de familia, buen socio, buen amigo.

Abrid la historia del hombre y de los pueblos del mundo y encontraréis manifiesta y bien probada esta verdad. Las sociedades son aquellos ríos pequeños en su origen, giandes en su curso, majestuosos en su término; que reciben en su carrera nuevas fuentes que los engrandecen, y se deslizan a los valles para formar vistosos lagos que hermosean y fertilizan los campos. Se engrandecen en su curso con la nueva juventud honrada y virtuosa que se les asocia; llegan a la po- sesión de todos los bienes que hacen felices a las sociedades; las ciencias y las artes se cultivan con buen éxito; la industria se propaga con el estímulo; el comercio prospera a la sombra de la paz; se levantan establecimientos de beneficencia donde es aliviada la humanidad afligida, y casas de corrección donde es moralizado el hombre degradado; el extranjero se asocia gustoso y comunica sus conocimientos; el viajero las visita con interés.

Vosotros sois responsables ante Dios y los hombres de la suerte de vuestros hijos y de los males que causen en la sociedad por falta de educación. Por el contrario, os llenaréis de gloria al ver sus comportamientos honrados, debidos a vuestra buena educación. Vuestro brazo fuerte ha salvado a la patria: Emplead, Señor, todo vuestro influjo en la obra de tanta beneficencia. Mas que por vuestras glo- riosas victorias recibiréis bendiciones del Cielo y de los hombres.

Vuestro poder y representación que os distingue en la sociedad, es de hoy, es del momento; niestra responsabilidad no tiene término, es de la eternidad. Queréis ser protegidos de Dios, amados y respetados de los hoínbres? Sed justos; hacecl bien a los hombres. Guatemala, septiembre 15 de Francisco d e la Puente Obispo de Puerto Rico: Se publica d e órden del Gobierno. Sarmiento sabía que los franceses habían tenido que garantizar la formación profesional de maestros R ularon la organización del sistema, el nacionalismo católico se instaló lenemente en el discurso.

Sarmiento vivió en Chile hasta la caída de Rosas. Allí escribió Facundo, Argirópolis, La educación popular y Recuerdos de provincia.

Newland, Carlos, "La educación primaria privada bajo el gobierno de Rosas ", La Nación, 14 y 21 de diciembre de Duhalde, Facundo y la montonera, Buenos Aires, Contrapunto, Luz del Día; en especial: La cautiva, de Esteban Echeverría. Amalia, de José Marmol.

Camila, de Matía Luisa Bemberg. Facundo, de Hugo del Carril. Este programa deriva de las grandes ideas del liberalismo de la época. El papel de la educación fue delineado en el texto constitucional. El inciso 16 del artículo 67 desató una discusión nunca saldada.

Fueron textos no solamente generales sino ambiguos y dejaron lugar a interpretaciones diversas. Las discusiones resultantes reflejaron el enfrentamiento entre el Estado nacional y el interior y entre los sectores tradicionalistas y modernos de la sociedad. Una cuestión de prioridades La política educativa llevada adelante en esta etapa por los gobiernos de Buenos Aires es decir, el territorio que en sería dividido entre la ciudad de Buenos Aires, erigida en Capital Federal, y la provincia de Buenos Aires marcó las características de la política educativa nacional de las siguientes décadas.

Finalmente se optó por dirigirj. Esta cultura estaba instalada en el Colegio de Ciencias Morales, que había sido reabierto y cuyo rector, el sacerdote Eusebio Agüero, adscribía a las ideas de Rivadavia.

Concurrían al colegio los hijos de las familias patricias, continuando con la tradición de proporcionar a sus hijos una formación de dirigentes.

La política educacional del régimen surgido de Caseros estuvo influida por la tensión entre quienes querían una Nación políticamente centralizada en Buenos Aires y quienes defendían una distribución federal del poder.

Aunque estaba ya decidido que la Argentina tendría un sistema educativo escolarizado en el cual el Estado jugaría un rol principal, se comenzaban a delinear dos estrategias que permanecerían a lo largo de muchos años. Estas posiciones no estaban totalmente enfrentadas. La política que comenzó con Mitre tuvo siempre una clara tendencia a la centralización y a la elitización de la dirección del sistema. La propuesta de Sarmiento tuvo una contradicción interna fuerte: Tanta fue su oposición que finalmente no concurrió al congreso porque el gobierno rechazó su propuesta.

Sarmiento pudo desplegar su estrategia educativa como concejal tic municipio en Buenos Aires, desde el Departamento de Escuelas del Estado de Buenos Aires y como senador de la Legislatura provincial entre y Desde la jefatura del Departamento de Escuelas tlotó a los establecimientos educativos de rentas propias para garantizar. Manso acentuó entonces las posiciones a favor de una democratización del vínculo pedagógico, de la disciplina y del respeto a los intereses de os alumnos.

Sarmiento, entretanto, encabezaba la consolidación de un Estado centralista. La batalla de Pavón, donde Bartolomé Mitre triunfó contra Justo José de Urquiza, jefe de las fuerzas de la Confederación, consolidó la Unidad nacional y abrió las puertas para el proyecto pedagógico centralista de la oligarquía liberal. Las sucesivas presidencias de Mitre, Sarmiento y Avellaneda se tuvieron que ocupar de la organización de a Nación: En Mitre asumió la presidencia, que ejerció hasta , y nombró a Sarmiento su ministro de Gobierno.

Sarmiento fue nombrado gobernador militar de San Juan para que aniquilara desde allí a las montoneras criollas. Sancionó la primera ley de educación en la cual estableció un fondo estatal permanente para su financiamiento, pues consideraba que la renta para la enseñanza debía provenir de un impuesto pagado por los habitantes con ese fin especial, y que sólo en caso de déficit pl gobierno provincial o nacional debía pagar los gastos de su presupuesto general.

También se ocupó de la enseñanza media fundando el Colegio Preparatorio, dependiente de la Universidad de Buenos Aires, que luego se convertiría en colegio nacional, y la Quinta Normal, posteriormente Escuela de Agricultura. Las críticas nacionales a la forma como condujo la campaña contra el Chacho desembocaron en la renuncia de Sarmiento. En ese año la población infantil de la provincia de Buenos Aires ascendía a La disparidad entre la ciudad y la campaña era notoria.

Ese establecimiento había funcionado en la antigua casa de gobierno de la Confederación promovido por vecinos reunidos en la Asociación Protectora de la Enseñanza. Sarmiento nombró como rector a George Stearns, un profesor nortelunericaño "protestante y muy comprometido con su política educativa, quien duraría cuatro años en el cargo. Amante de la liberación femenina, admirador dejas mujeres educadoras, trabajadoras y liberales, Sarmiento trajo al país a veintitr.

Sancionó la primera ley fundó nuevas escuelas; hizo construir edificios modernos para 1 educación en la cual estableció un fondo estatal permanente para llamadas Catedral al Norte y Monserrat y para las escuelas de muchas mandamiento, pues consideraba que la renta para la enseñanza el ;i poblaciones rurales.

Junto a su dilecta pagar los gastos de su presupuesto general.! Sarmiento afianzó ll colaboradora, ía novelista y poetisa Juana Paula Manso, dedicó la cumplimiento de la obligatoriedad escolar, autorizó las subvenciones H revista a la formación de los docentes y a la difusión de ios avances de establecimientos particulares y extendió notablemente la red escolar. Juana fue directora de la escuela mixta creada Preparatorio, dependiente de la Universidad de Buenos Aires, que luego por Sarmiento en Buenos Aires y entre otras obras publicó la novela se convertiría en colegio nacional, y la Quinta Normal, posteriormente antiesclavista La familia del- Comendadory dirigió el periódico semanal Escuela de Agricultura.

En se realizó el censo alumnos. En ese año La batalla de Pavón, donde Bartolomé Mitre triunfó contra Justo la población infantil de la provincia de Buenos Aires ascendía a Ese establecimiento había funcionado en la Nación: En Mitre asumió la presidencia, que ejerció hasta norteamericano protestante y muy comprometido con su política , y nombró a Sarmiento su ministro de Gobierno. Pero el poder de educativa, quien duraría cuatro años en el cargo.

Amante de la liberación femenina, admirador de las mujeres Sarmiento fue nombrado gobernador militar de San Juan para que educadoras, trabajadoras y liberales, Sarmiento trajo al país a veintitrés aniquilara desde allí a las montoneras criollas.

Durante su gobernación, maestras norteamericanas. Realizó estas acciones mientras ejercía cargos de res. MI primer rector del Colegio Nacional de Buenos Aires fue el doctor Mitre otorgaba a la enseñanza un valor social y consideraba que era tliscbio Agüero y el director de estudios, Amadeo Jacques.

La un servicio que debía prestar el Estado. Proyectó también liipccto de la formación de sus hijos: Esas dos orientaciones, una enciclopédica y la Otra de las restricciones que implicó la Guerra del Paraguay. Cada una de las inteligencia capaz de gobernar el país y vencer definitivamente a la posiciones en juego provenía de un imaginario distinto: Los planes de estudio y los reglamentos oligarquía, que por esos años consolidó su propiedad de la tierra, If i serían semejantes a los vigentes en el Colegio Nacional de Buenos í'rigorificos y el comercio exterior.

Realizó estas acciones mientras ejercía cargos de Aires. De ese modo la enseñanza uniforme a los jóvenes de todo el país. Entre y educación actuaría sobre la sociedad, cambiando su naturaleza, y se crearon diecisiete colegios nacionales. El primer rector del Colegio Nacional de Buenos Aires fue el doctor Mitre otorgaba a la enseñanza un valor social y consideraba que era Lusebio Agüero y el director de estudios, Amadeo Jacques.

Jacques trataba de conciliar una Eduardo Costa, mandó hacer un censo sobre el estado de la educación escuela secundaria que diera a los jóvenes una amplia preparación en el país. Proyectó también respecto de la formación de sus hijos: Esas dos orientaciones, una enciclopédica y la de las restricciones que implicó la Guerra del Paraguay. Cada una de inteligencia capaz de gobernar el país y vencer definitivamente a la las posiciones en juego provenía de un imaginario distinto: Los planes de estudio y los reglamentos oligarquía, que por esos años consolidó su propiedad de la tierra, los serían semejantes a los vigentes en el Colegio Nacional de Buenos frigoríficos y el comercio exterior.

La misma clase dirigente que había convocado a los inmigrantes que sólo las rutas improductivas quedarían en manos del gobierno y se negaba a realizar la reforma agraria necesaria para cumplir con la las productivas serían privadas. Ofrecieron los ferrocarriles, las minas y también muchas estancias serían propiedad empréstitos y la Argentina los aceptó.

Sin responsabilizarse por el de los ingleses. El país no escapaba al lugar que le tocó a América futuro, el gobierno engrosó la deuda externa. Latina en la división internacional del trabajo: En los y exportaría carnes, cueros y granos. Como todas las naciones cuya círculos políticos e intelectuales, como el Club del Progreso, se economía se reducía a la producción y exportación de materias primas, difundían las ideas de Darwin, Haeckel y Spencer.

La investigación científica comenzaba a desarrollarse. Moreno, Elorigen del hombre sudamericano. Los exportador y al mismo tiempo colocar al país en la senda del progreso.

Aunque no se evitó totalmente un conflicto con la progreso; científicos como Alejo Peyret consideraban que el avance de Iglesia, tampoco se produjo su separación del Estado -como había las ciencias físicas y sociales disolvería la miseria; pedagogos, ocurrido en México- ni se profundizó suficientemente la reforma como maestros y profesores creían que el progreso era un efecto de la en Uruguay, donde se llegó a establecer la ley de divorcio.

Roca estaba convencido de que el orden era la base del modernización del Estado quedó a mitad de camino. En Dardo Rocha fundó la ciudad de La Plata. En Japón jamín Zorrilla. Se acentuaba el enfrentamiento entre la Iglesia Restauración Meijí modernizó la educación en , sufrien trilica y los intelectuales y políticos laicos, y se llegaría a la ruptura influencias francesas, norteamericanas y en especial prusianas.

En 18 1 Primer Congreso Pedagógico Sudamericano, convocado por el birrno en En la Argentina se sentía la falta de una legislación que unifica los oposición nacionalista católica protosistemas escolares creados por gobernadores y caudil reglamentara las relaciones entre la Nación y las provincias en materi Uno de los mayores puntos de conflicto era la garantía nütitucional educativa.

La 1 La Iglesia consideraba que era su derecho ejercer monopolio destinaba fondos del Tesoro nacional para construir edificios para 1 religioso y pedagógico.

Su aspiración era hegemónica a nivel nacional. Sólo la j Establecía la enseñanza primaria gratuita y obligatoria ocho Iglesia Católica tenía legitimidad JOino educadora.

Su palabra años varones y seis las mujeres , el gobierno escolar a cargo de un pedagógica representaba la civilización, fl moral, la verdad y el orden CoñseJ General de Educación y un director general de escuelas, social.

Su labor principal era combatir 1 enemigo: El ftormalismo laicista encarnaba pueblo;J rentas escolares quedaban expresamente fijadas, lo mismo todos esos males, tanto en su versión positivista como en su versión que u' fondo permanente. Aquella corriente se extendió en gran parte del l de la Nación. Pizarro, creó el Consejo Nacional de Noroeste. El aislamiento, la destrucción de los mercados internos, la Educación.

Sarmiento fue su presidente y los vocales Miguel Navarro falta de actividades industriosas y la profunda base tradícionalista Viola, Alfredo Larroque, José A. Wilde y Alfredo Gelderen. Las heredada hacían a esa región apta para el afincamiento del nacionalismo tensiones con los vocales que respondían a la jerarquía católico.

Otros sectores de la Iglesia, como los entre la Iglesia y el Estado. La encíclica Qiianta cura de reflejaba jesuítas, ejercieron también fuerte influencia. Tocó a los colegios combatir. Señalaba como enemigo principal al liberalismo pero no al nacionales y especialmente a las escuelas normales llevar adelante una socialismo, con el cual algunos grupos católicos lograban ciertas intensa lucha por la secularización de la enseñanza y de la formación vinculaciones.

Ese enfrentamiento dio por resultado un cuadro con diversidades: A diferencia de la cultura Aires en , la declaración del grupo que reunía a conservadores y memorística y libresca que impulsó la Iglesia en el Noroeste y de la liberales católicos coincidió con los lincamientos generales del Syllabus.

Bialet Massé ' Pese al avance liberal, la Iglesia logró mantener la obligatoriedad dé reafirmó que el maestro era solamente un delegado del padre, educador la enseñanza religiosa en todas las constituciones provinciales.

En natural por derecho divino, y que el educador era el municipio y no el ocasión de organizarse el Congreso Pedagógico de , la Iglesia Estado. Esta posición triunfó y las provincias quedaron los fondos. Dos publicaciones de la época muestran Las coincidencias y diferencias entre laicistas y adherentes a la sus divisiones.

La Voz de la Iglesia expresaba a la jerarquía conservadora enseñanza religiosa no agotaron las discusiones ni los intereses que se y La Unión, a los católicos liberales encabezados por José Manuel jugaron en el congreso. Aunque el grupo vinculado a la Iglesia Católica Estrada. La primera de esas publicaciones se alineó totalmente con se retiró, en otro tema de enorme importancia algunos de sus delegados las posiciones oficiales de la Iglesia.

La encíclica Mirari vos, dictada tenían coincidencias parciales con un sector de los liberales laicos. Destacó la necesidad de comunicación entre el consejo general y los consejos provinciales, y también con otras naciones.

Navarro Viola rechazaba el reglamentarismo pero quería lograr una equilibrada combinación entre centralización y descentralización. Coincidió así con la estrategia que planteaba Sarmiento, aunque disintiendo con su laicismo. Se estableció un consejo escolar en cada distrito de la campaña y en cada parroquia de la Capital, y un Consejo Nacional de Educación, a cuya naturaleza hay que prestar mucha atención.

Los consejos escolares de distrito debían ser los nexos formales entre los ciudadanos y el sistema escolar. En cambio en relación con la secundaria solamente hubo una ley que la atendía; parcialmente: Reservaba atribuciones legislativas, financieras y políticas importantes para el Poder Ejecutivo nacional.

No se dictó una ley general que abarcara el conjunto, lo cual trajo aparejados numerosos problemas de articulación entre niveles y modalidades. Al mismo tiempo, esa insuficiencia permitió que el sistema tuviera mayor flexibilidad y que hubiera una autonomía relativa de sus partes. La coexistencia de sistemas educativos de diversas jurisdicciones nacional, provincial y privado pudo haber enriquecido el proceso de transmisión de la cultura, de no haber sido por la pobreza de algunas provincias, la falta de vocación social de muchas escuelas privadas y la burocratización del sistema nacional.

Durante los primeros años del siglo, una voz se levantó para exigir que se legislara a favor de los derechos a la educación de las mujeres y de los hijos de los trabajadores: A principios de siglo también defendieron los derechos de los marginados de la educación otros socialistas, entre quienes se destacan luchadoras feministas como Raquel Caamaña y Alicia Moreau de Justo. Es lamentable que el rumbo tomado por el sistema educativo haya sido producto de un déficit en la legislación antes que de decisiones políticas conscientes, especialmente porque ese déficit reflejó la imposibilidad de llegar a acuerdos sobre el tipo de educación que tendrían los argentinos.

Jitrik, Noé, El 80y su mundo. Presentación de una época, Buenos Aires, Jorge Alvarez, Puiggrós, Adriana, Sujetos, disciplina y curriculum en los orígenes del sistema educativo argentino, Tomo I de la Historia de h educación en la Argentina, Buenos Aires, Galerna, Puiggrós, Adriana dirección , Edgardo Ossanna coord.

Tedesco, Juan Carlos, Educación y sociedad civil. Juvenilia, de Miguel Cañé. Juvenilia, de Augusto C. El cura gaucho, de Lucas Demare. Juan Morena, de Leonardo Favio. Los hijos de Fierro, de Fernando Solanas. Santos Vega vuelve, de Leopoldo Torres Ríos. Los efectos de la ley 1. Los socialistas Juan B. El analfabetismo era el tema del debate de la época. Los inmigrantes que llegaron entre fines del siglo XIX y principios del XX no eran aquellos noreuropeos cultos que esperaban los dirigentes argentinos.

Eran campesinos sobrantes del proceso de modernización europea, en su mayoría católicos y analfabetos; algunos tenían ideas anarquistas y socialistas; había refugiados políticos y ateos, agnósticos, protestantes y judíos. La oligarquía estrechó sus filas. Los intelectuales del régimen simpatizaron con el positivismo. Uno de los de En ese texto describía la Compañía inglesa Baring Brothers, por la suspensión del pago destrucción de la patria vieja por la llegada de los inmigrantes, de argentino.

El ambiente político y económico intervino en la acentuación quienes afirmaba que debían elegirse como el ganado, para importar de tendencias pedagógicas. Los naturalistas defendían la racionalización adaptación de la población al modelo cultural tradicionalista y la etnocéntríca y la legitimidad del sojuzgamiento de indígenas, mestizos y represión de toda disidencia; desarrolló un sistema escolar privado y negros.

Su sentimiento de superioridad blanca respecto de la población asistencia! Un débil En el sistema escolar se trazaron caminos distintos para diferentes socialcristianismo realizó experiencias de educación obrera dirigidas por grupos sociales. Los chicos rubios de las ciudades, hijos de familias el padre Grotte. Desde el gabinete de tEl bloque de poder porteño, libreempresista y agrario exportador, Julio Argentino Roca, Joaquín V.

La veían como un acciones de los anarquistas. El proyecto Crecía el anarquismo. Carlos Saavedra Lamas, ministro del gobierno de Victorino de la Plaza, presentó una nueva propuesta,. La ley, aprobada en , no contó con el apoyo total de los sectores dirigentes. La Unión Industrial Argentina expresó sus reservas argumentando su preferencia por escuelas de artes y oficios para obreros. Temía que una escuela intermedia formara a personas de clase media que no querrían luego trabajar como obreros de baja calificación.

Las propuestas de los conservadores contemplaban la necesidad de diversificar el sistema, ofrecer nuevas opciones, capacitar a la población para una variedad de tareas. Pero lamentablemente esas propuestas estaban teñidas de un interés represivo y limitativo de los sectores medios y de los inmigrantes. Ambos sentían atacada su perspectiva de movilidad social por la vía de la educación, ante el intento de limitar la obligatoriedad y restringir la oferta de bachilleratos.

Ésa es, precisamente, una de las grandes virtudes de su fundador y de sus primeras autoridades. Ya hemos dicho que Sarmiento eligió a George Stearns, un liberal protestante, como primer director. Unos años después se incorporó Pedro Scaíabrini como director de estudios.

Torres impuso criterios de orden y autoridad; aunque no era un positivista sino un conservador, es probable que esos criterios, rigiendo la formación de los docentes, hayan creado las bases para que el positivismo penetrara en el perfil normalista. José Ingenieros escribió sobre el paginas proponiendo distintos tipos de registros, formas de evaluación nombre argentino usando su formación médica positivista y y selección y clasificación de los alumnos.

Senet elaboró un diagrama biologicista. Sus libros fueron incluidos como lecturas pedagógicas. De ese modelo hizo derivar las series de buenos Aires. Otorgó gran importancia a la herencia de las menas políticas y las convicciones preexistentes.

Es necesario recalcar enfermedades, que incluía desde la sífilis hasta la predisposición que los docentes adscrib ían a la educación laica pero eran católicos, a la locura, la idiotez y la degeneración, cuyos límites con la por lo cual el orden esencial que les ofrecía el positivismo no podía inadaptación escolar marcaba tenuemente.

Víctor Mercante, quien había sustituir al orden cristiano. Introdujo los laboratorios de paidología en la Universidad Lilas innuian sobre el pensamiento y la actividad de maestros y Nacional de La Plata y en las escuelas normales.

En esos laboratorios profesores, quienes sin embargo gestaban posiciones propias en las hacía investigaciones experimentales para establecer correlaciones entre aulas, las conferencias pedagógicas, las oficinas del Ministerio y de los las medidas físicas, intelectuales, morales y culturales, para lo cual inventó consejos escolares, en las reuniones de las cooperadoras y en las numerosos aparatos.

Su colega, el doctor Calcagno, siguió con esa escuelas normales. Algunas de las invenciones fueron el La corriente que llamaremos normalizetdora, predominante en la craneocefalógrafo, el hafimicroestesiómetro y el traquiantropómetro, con los docencia, se sentía apóstol del saber y consideraba queeducan al cuales se proponían relacionar medidas físicas y educabilidad de los ciudadano era una misión.

Pretendían organizar grupos escolares perfectamente homogéneos, en su pensamiento. La concepción normalizadora fue influida por el higienismo, Ll método, la organización escolar, la planificación, la. Poco a poco, como consecuencia de las epidemias de cólera y fiebre amarilla de fines del esas categorías serían organizadoras de su identidad, lo cual tuvo como siglo XIX. Un grupo de médicos positivistas argentinos, muy pedagógico hiera necesariamente bancario en el sentido en que usa vinculados a la oligarquía, ganaron poder dentro del Estado conservador y esa categoría Paulo Freiré.

Eran profundamente sarmientinos; se impusieron en el sistema educativo. Ramos organismos que se Mejía planteaba que sucedieron orientados hacían falta dos por el modelo médico generaciones de escolar ejercieron mestizaje para que se eficazmente la regenerara la raza que selección de la había sufrido la población, la influencia de la implantación de inmigración.

En normas de conducta, la produjo, un informe separación tajante entre titulado La educación salud y enfermedad. Si la barbarie Influidos por el militaron en las huestes aplicación concreta de la era parte de lo nuestro, la krausismo, en particular de la discriminación y la opción que se abría era por Froebel y el Instituto Iglesia sino en las filas promoción. Los construir un sistema Libre de Enseñanza de del normalismo.

También atención en los niños racistas. Consideraron a i desinfectados. La protestaron en las antes que en el docente y ía educación moral como escuela se convirtió en conferencias docentes que su saber. Su lucha nacionalistas de corte sistema educativo tenía como objetivos la popular. Fueron informe sobre educación y al alcance de toda claramente contrarios a que Ramos Mejía encargó la población.

Esta cualquier opción elitista, a Ricardo Rojas. Fueron Los docentes fruto genuino de nuestro espiritualistas, sin que socialistas. Otra territorio, y la montonera, ello corriente normalista el ejército de la excluyera su creencia estuvo constituida por Independencia luchando en católica. A Esa posición facilitaba su adhesión a Sarmiento y a las interpretaciones educativo estatal. Los educadores transmitían, pero no por anarquistas. Fueron imposición ideológica y promovidas por perseguidos por el patriotas pero cultural indiscriminada.

Su situación imaginaron una Experimentaron formas populares, sindicatos, o empeoró con motivo de organización del sistema de gobierno escolar avaladas por gobiernos los hechos violentos escolar que permitiera la donde los alumnos provinciales o protagonizados a participación de la participaban con amplios municipales. Hubo principios de siglo por un sociedad, o bien, en el poderes, nuevos métodos experiencias de gobierno grupo llamado caso de los anarquistas, de enseñanza, formas infantil y de cogestión "anarquistas que excluyera al Estado disciplinarías escuela-comunidad; expropiadores", que y fuera autogestionaria.

En el 5o promover sociedades trataban de borrar los Congreso de la populares de educación, límites entre el local Federación Obrera bibliotecas populares y la donde se impartía la Regional Argentina intervención de la enseñanza y la recomendó las escuelas comunidad a través de los comunidad. En fue consejos escolares. Se radicalizados y los el inspector Carlos clausuró la escuela socialistas fueron Vergara, principal racionalista de Lujan.

El Barcos, nunca dejaron de época,. Justo, Elvira Rawson de Dellepiane, todos ellos socialistas, junto con Rosario Vera Peñaloza, formada en el pragmatismo norteamericano de las maestras sarmientinas. Trasladó, jubüó la infancia. Las sociedades con una actividad cultural independiente de las escuelas, propuestas anarquistas que rechazaban toda vinculación con el sistema.

Educaban a la mujer y se inclinaban favorablemente hacia los movimientos de liberación femenina. Se ocupaban de los discapacitados. Las sociedades populares de educación Proporcionaban educación a los adultos y a los desertores escolares. Educaban para el trabajo. Las sociedades populares de educación jugaron un papel muy Las sociedades populares fueron difusos centros de transmisión"1, importante en la educación argentina. Al comenzar el siglo XX había sociedades de la década de Esplritualismo, gremialismo docente y Escuela Nueva —Nacidas de la política socialista o anarquista, por ejemplo, la Sociedad Luz.

Las corrientes de Belgrano. Activa," muy vinculado al nacimiento del sindicalismo docente ANacida Circulaban lecturas an ti positivistas. Ai krausismo introducido por del corazón del mutuaíismo y luego vinculada al anarquismo y Pedro Scalabrini en la década de y desarrollado por Carlos especialmente al socialismo, la actividad sindical docente fue creciendo Vergara, se sumaban otras corrientes espiritualistas europeas que en las primeras décadas. En Julio Barcos, Leonilda Barrancos y crecían en influencia.

En el campo intelectual habían irrumpido las otros realizaron una huelga, probablemente la primera de la historia de lecturas de Schopenhauer, Nietzsche y Bergson, los mexicanos Alfonso la docencia argentina. En fueron exonerados junto con el grupo Reyes, Antonio Caso y José Vasconcelos y el dominicano Pedro firmante de un documento que pedía el relevo de las autoridades del Henríquez Ureña, el brasileño Farías Brito, los uruguayos José Enrique Consejo Nacional de Educación.

Se expulsó entre otros al inspector Rodó y Vaz Ferreyra, el peruano Alejandro Deustua y el filósofo técnico Próspero Alemandri, quien mucho después, en la década de argentino Alejandro Korn. En El positivismo, sin embargo, había dejado sus huellas. El antiguo filósofo reaccionaba contra el de la clase obrera. Su dirigente fue la pedagoga Florencia Fossati. Esta determinismo economicista del marxismo, al cual había adherido en y Barrancos fueron dos luchadoras de la causa de la mujer e años anteriores; el blanco de sus ataques fue su maestro José Ingenieros.

Ariel fue escrita en una clave de protesta contra la burocracia y a favor de una educación nacionalista y semejante a La raza cósmica de José Vasconcelos. América Latina jíermisiyo para el desarrollo de sus ideas y de sus experiencias, pero "" tendría una cultura superior si asimilaba todas las razas.

A la raza no logró consolidar una propuesta pedagógica acabada,. El blanca anglosajona oponía una raza de síntesis. Pero, pese'a que el particular el valor otorgado al pensamiento científico.

En jardines de Mercedes, intervenían fuertemente en el debate pedagógico a favor de infantes, escuelas para adultos, primarias y sociedades populares de la 0en contra de una u otra posición. Años después Billiken abrió una nueva modalidad dirigida a los chicos y los maestros. Cuando se fundó La Obra, en , ya había mucho camino trillado. El movimiento de las revistas pedagógicas El debate en las revistas acompañó el desarrollo de las sociedades populares de educación, y al igual que ellas, tuvo su declinación con el peronismo.

Durante el peronismo, Mundo pedagógico se desarrolló en revistas que tuvieron una enorme Infantil compitió con Billiken. La precursora de las revistas oficíales fue fundada por Sarmiento: El Consejo de Educación dé esa El movimiento reformista provincia editó también desde la Revista de Educación.

Los normalistas consecuencia, la población escolar; los profesores que enseñaban en editaron numerosas revistas que reflejaron sus tendencias. Entre ellas se los colegios lo hacían a veces también en las universidades de Buenos destacó La Escuela Positiva , que dirigieron J. Alfredo Ferreyra la Revista déla Enseñanza. La de la Revista de la Asociación de Maestros Tanto en las Universidad de Córdoba era un reservorio de la pedagogía publicaciones donde lo hemos mencionado como en La nueva escuela 1radicionalista clerical.

Alfredo Ferreyra mantuvo una posición distinta, si no movimiento reformista de Sus tres banderas fueron la autonomía universitaria, publicaron la revista Sarmiento. Sus consecuencias pedagógicas, Buenos ligada con la sociedad. Puiggrós, Adriana, Sujetos, disciplina y curriculum en esa América Latina exaltada en el Manifiesto Liminar defender los los orígenes del sistema espacios de producción de cultura de los ataques del autoritarismo educativo argentino, op.

La concepción de una Rodríguez y Terigi, Estado y sociedad civil en los orígenes del sistema universidad autónoma pero estatal formaba parte de la idea de un educativo argentino, op. Ramos Mejía, José M. El cogobierno era heredero de las experiencias Buenos educativas anarquistas, del modelo del gobierno propio escolar, de la Aires, Kraft, El modelo de universidad Historia de la educación en la Argentina, op. Perroti, Americana, el primer partido nacionalista popular latinoamericano.

Mundo, mí durante décadas; entre sus dirigentes surgió el líder popular casa, de María Rosa Oliver. Autobiografía, de Victoria salvadoreño Farabundo Martí. En Brasil se dio un proceso bastante Ocampo. Los gauchos judíos, de Alberto Gerchunoff; original: En el resto de los países el reformismo se instaló por aquellos años como la alternativa progresista. Cuando en el cielo pasen lista, de Carlos Borcosque. Los gauchos judíos, de Juan José Jusid.

ÍM mafia, de Leopoldo Torre Nilsson. La Patagonia rebelde, de Héctor Olivera. La mayor parte de los docentes protestaron y , los rectores informaron al ministerio su propia disconformidad.

La relación entre el gobierno y la docencia se fue deteriorando durante la década de Las gestiones de los dos ministros de las escuelas donarse aplicó la reforma.. La docente a ía vez que guió el trabajo cotidiano de los maestros. Nunca pretendió pedagógica de la década anterior, como José Rezzano delegado de ía-v abandonar los rituales. Pero reclamaban su derecho a innovaciones.

Fueron apoyados por las publicaciones El Monitor de la diseñar las ceremonias escolares y a crear los homenajes cívicos. Los Consejo Escolar 1 o reforma Rezzano —molesta e irritativa para la maestros, profesores y alumnos vivían la nacionalidad como algo burocracia escolar-, y culminó en Fué también de los maestros.

La reforma Educaciónj,Rosario Vera Peñaloza fue confirmada como inspectora daba prioridad a las necesidades biológicas y psicológicas del niño y se general de Enseñanza Secundaria Normal y Especial.

Pese a ía posición basaba en los principios de la ley 1. Combatía la dispersión progresista que por entonces ambos sostenían, ni Rezzano "ni Vera provocada en los alumnos por la organización curricular positivista y peñaloza lograron reformar la enseñanza media. A fines de la década de trataba de concentrar su Lnterés y atención en una organización de los el positivismo estaba en retroceso. La clase era considerada un grupo docentes admiraban la escuela activa europea, el pragmatismo j social, donde debía reinar el amor.

Seguían su orientación educadores de centro conexión abstracta con la vida social. La revista La Obra se manifestaba y de izquierda, como el uruguayo Jesualdo y las hermanas Olga y preocupada por el problema del trabajo. Durante la guerra civil participó, con desigual fortuna, en diver- sos combates, entre los que destacó por su relevancia la acción de Ba- leares.

Dios era el pueblo y para ser Dios había que unirse a é1, habfa que fundirse con éI, habla que ser pueblo". Se alude también, naturalmente, a sus hechos de armas en el Protectorado, que resul- tan diflciles de explicar para un militar progresista convertido ahora en redentor de los humildes, especialnente algunas acciones como, por ejemplo, el bombardeo de kabilas rebeldes "con gases de ipirita".

EI cura y eI jefe de la unidad le conminaron a que en nombre del Rey y de la Iglesia, tenfa que continuar matando moros infieles ya que la guerra era una cmzada santa en nombre de la cristiandad. En la obra de José Gom4 Orduña: Todo ello sin otvidar el escaso interés oue prestó el Go- bierno repubücano a la organización de guerrillas p". Prórimos ya log dfas de la derrota,tsayo empezÓ a hacer suyas las consignas justas dadas por el Partido Comu.

Bayo, Espatut y Lo, libet-t d, cit.: Se trataba, pues, de encuadrar correctamente al rlirigente de un movimiento republicano y progresista con aspiraciones unitarias, pero tambi6n se hacla un guiño ostensible a la revolución cubana que acababa de declararse marxista. Esta etapa conspira- tiva de Bayo, en la que, efectivamente, contó con la ayuda de algunos La frase subrayada es del original, La Legión del Caribe fue, pues, como ha escriüo Ameringer, una historia de patriotas, polfticos y, también, d.

En ese ü4je maravilloso -afirmaba Bayo con su retórica antigua-, en ese barco luninoso, manejado por ese g? Castro" era el citado "coronel". Telegrama cifrado 41 de Lojonclio, AGA. Hacla falta, sobre todo, un llder capaz de unificar "a las fuerzas dis- persas". De ahl el mensqie que, en abril de , dirigió Bayo a "todos los españoles", por intermedio de la delegación venezolana de la Unión de Combatientes Españoles UCE.

La Unión de Combatientes Españoles, segrln el manifiesto que se dio a conocer a continuación del mensqje cle Bayo antes citado, consistla en w Movimiento Antifranquista ad,heriü al genzral Bayo. Creyó Bayo que, gracias a la fana que Ie habla dado el entrena. Mas la UCE, que abrió los brazos a todas las tendencias y rechazó con indignación la presunta "impaciencia" de la que fue acusada des- pués de veinte años interminables de quietud republicana, planteó in- cluso su oposición a la guerra civil.

Se producen entonces otros contactos, con Tarradellas, con Aguirre, con Manuel Rojas -del Movimiento de Li- beración Español-, con representantes del general portugués Humberto Delgado y con eI comandante Calafate, que habla pasado seis meses asilado en la Ernb4jada de Venezuela en Lisboa.

No tarda en producirse, empero, la contraofensiva de los inmo- ülistas, y le llueven crlticas de todas partes. No obstante, Bayo y sus leales pudie- ron anotarse una tenue victoria: El optimismo de los nuevos übertadores rozó el clfmax, pues nunca tal honor había sido dispensado al gobierno del exilio ni a sus dirigentes y, en el colmo de la canüdez, opinaron que era un slntoma evidente de que "el régi- men del crimen enpezaba a preocuparse por algo que consideró serio".

Se reimprime el mensaje de Bayo a los españoles y gu nombre aparece pintado en los muros de ciudades y pueblos de la Península. Había llegado, pues, Ia hora de Ia traición o, tal vez, la de los definitivos entuertos. Gracias a estos planes, presuntamente falsos, pudo descubrirse la red de infiltrados como agentes de Franco: Bayo trató de defenderse y se üsculpó, ante sus seguidores, por sus compromisos con la revolución cubana, cuya polltica se caracteriza- ba -en opinión del militar- por "no inmiscuirse en los asultos de nin- grin pals", puesto que era "a los pueblos de cualquier pals a quienes les incumbe el camino a tomar con respecto a sus gobiernos", una afirma- ción que, tal como vimos, no podfa sosteuerse, a la luz de la serie de invasiones que desató la revolución sobre los países vecinos, pero que a Bayo le convenla soatener en aquellos momentos.

AI mismo tiempo, el buque Vrgínia de Churruca tuvo grandes dificulta- des para ser deseargado por los estibadores de La Guaira, al descubrir- se entre las mercanclas dos sacas que, al parecer por error, tenlan como Dospacho del marqués de Saavedra, Caracar, La Embqjada española en Caracas, en fin, tal vez no estuviese muy al dfa de los conflictos internos y de las desavenencias en el seno de la UCE, pero su información contribuye a dibujar el perfi.

En cualquier caso, llama la atención Ia profunda inquina de Bayo respecto aI DRIL, aI que, segfrn la compilación comen- tada de Monreal, continuó atacando con furia española. Mas, la traición del sector disidente en el seno de la prinera y la conversión del grupo diügionisüa en dirigente del DRIL acabó, sencilla. Esas bombas fueron facilitadas por la pro- Tlas estos fracasos y descalabros, en fin, el general Bayo continuó en Cuba hasta que falleció en La Habana el 4 de agosto de t96?.

A su abundante obra en prosa y en verso añadió, en 1g66, un Diccionario militar q. Inetituto de Literatura y Liügülslica: Informe de Caldevüa del 12 de marzo ds AGA. Joeé Marfa del Yallel. Vlctima de la agresión inicial falleció uno de los oficiales del buque, Joao Costa, y resultaron heridos otros m.

A bordo de la nave viqjaban unos seiscientos pa- sqjeros que,junto a la tripulación, haclan ascender la cifra de retenidos a unas novecientas personas.

Algunas de ellas conocidas igualmente por sus contactos con izquierdistas afiliados a las logias masónicas"6?. El foquismo comenzaba, pues, a traspasar las fronteras. Bardoy, donds ee ueociona Ia i!. En rnarzo de , una nota informativa del Ministerio español de Asuntos Exteriores destacaba una noticia de la reüsta hispanoame- ticana Vsión, del L0 de febrero anterior, en Ia que se aseguraba Despacho del narqués de Saavedra del l AGA.

Deepacho del marqués de Saavedra del AGA. Pero, lae observaciones al respecto del Ministerio español resultaban cierta- mente esclarecedoras: EIlo contribuye a explicar, desde luego, el fin de la era de las aventuras sobre la Penlnsu- la lbérica, aunque no respecto a América Latina, donde el castrismo siempre consideró esencial intervenir como parte ineluüble de su pro- yecto revolucionario continental, pero la intentona del Santa Marla, en firn, pese a las diferencias ya mencionadas entre Bayo y Galvao, podrla ser considerada como el Granma de un sueño imposible para el peque- ño grupo de 'bandidos del mar" que protagonizó Ia aventura.

Se trataba, sobre todo, de instruir, moderni- zary capacitar a los miles de integrantes del Ejército Rebelde, que care- cían de preparación militar y de armamento adecuado.

EI tftulo de este capltulo, pues, aparte de valorar brevemente el papel de Ciutat de 1. El 5 de octubre de este año, 'con motivo de los sucesos revolucionarios, en virtud de orden superior, salió al mando de Ia Sección de Tlansmisiones de la Tbrcera Media Brigada de Montaña con dirección aI puente de Burceña Baracaldo con objeto de mantener la comunicación por radio con el Batal. Francisco Ciutat de Miguel, sin embargo, demostró un gran interés por su forma- ción en Ia carrera de las armas, para la que, como ha sido puesto de reüeve, estaba bién dotado.

Desüac6, también, como defensor en algunos consejos de guerra6. TaI como declamos, lo mismo que otros muchos militaree de aquella época, Francisco Ciutat de Miguel se integró en la masonerla, tel vez porque la Ordeu del Gran Arquitecto parecla ofrecer, gracias a su infl. En su expediente masónico se eonserea, asimismo, el diploma del grado 3e maestro masón , que obtuvo cuando formaba parte de la -ya por entoncer logia Goethe, ne 6 de Bilbao y que fi. Ver, al reBpecto, J. En este texto se plantea ya, con todas sus coDsecuencias, Ia disidencia consciente deljoven oficial del Ejército, cuyo papel en eI seno de su obediencia masónica se verla reforzado a partir del 27 de octubre de , momento en que resultó elegido por unq.

Su actiüdad en eI geno de esta agrupación fue destacada y consta su pertenencia por lo menos hasta , puesto que el 28 de agosto de este año firmó una nota de convocatoria dirigida a un compañero teósofo, en la que se mostraba preocupado pol la desidia de otros miembros de la entidad a la hora de cumplir cou sus obligaciones y contribuir con ello a consolidarlarz. Copia de comuni cscior,es de Goethe aI pleno de ropresentantes y al Gra!

Sin duda es un aspecto siugular de su existencia que nos permite acceiler al lado mfstico de F-rancisco Ciutat de Miguel, pero tambi6n a la enorme complejidad del alma humana. Ciutat de Miguel se convirtid, pues, en Algazel. En la progresión eterna del misticismo, a través de las razas, en la escala del tiempo, he sentido mi atención cautivada por la belleza de un t6rmino: Algazel, concluye Ciutat, se adelantó a su tienpo y, por ello, su juicio sobre el proceso evolutivo del eapíritu fue, sobre üodo, una profe- cfa.

La duda agustiliana estaba en Ia base de Ia verdad, una verdad esencial y metacientífica. En eI seno del Ejército republicaao forrnó parte, desde el propio mes de julio de , de la plana mayor de la Inspección General de Miliciast8, y posteriormente ostentó lajefatura de estado mayor del Ejér- cito del Norte, a las órdenes del general Francisco Llano de ia Encomien- dale, quien fue relevado, segln parece, por sus graves üscrepancias con el presideute vasco Jos6 Antonio Aguind0.

Al nismo tiempo, en España, el general subsecretario del Ministe- rio del Ejército, Qamils A1ens6 Vsga, comunicaba al delegado del Estado para la Recuperación de Documentos que, ipracticadas gestiones en averiguación de su paradero, han resultado infructuosas y, en conse- cuencia, se procede al archivo provisional del expeüentezl.

Segin Comln Colomer, Francisco Ciutat de Miguel formó parte de la meüa docena de antiguos oficiales profesionales que fueron a parar Ejércíto Popular y militare9 de Ia Rep. Por otra parte, Ciutat de Miguel, Ilevatlo de su "ardor juvenil" y de la üsposición coyuntural de recursos bélicos, planteó incluso un plan para la conquista de Oviedo y, de hecho, para "desbordarse a Io largo del Ebro hasta enl.

En figura, efectivamente, como jefe de Estaclo Mayor del Qjército del Norte, con el rango de mayor de Infante- ría D. Con fama de eficiente y, al Igualmente, parece que contribuyó a organizar la Escuela del Estado Mayor de la Cuba revolucionaria. Cooperó en los planes de ataque a Oviedo y al pueblo de Villarreal Alava.

En el proemio a su libro sobre la guerra de España -un estudio bastante técnico de historia militar-, Ciutat de Miguel realizd una bre- ve presentación de sl mismo, en Ia que deslizó algunas puntualiza- ciones interesantes.

Ciutat de Miguel desempeñó en Cuba un importante papel como asesor militar. Ciutat propuso, aI parecer sin éxito, la utilización de minas antipersonales para acabar con los alzados del Escambray, a lo que se opuso un ingeniero mütar soviéticoa. Se relaciona- ban con los cubanos mejor que los asesores rusos, pero su prestigio ni- litar era menor"s.

Otra del miemo tipo funciona en La Habana". Se afirmaba, asimismo, que estaba prevista la instalación de una base de submarinos en Bahla Coehinos, y que Cuba habla recibido "haeta ahora unos cohetes Tliste destino -a pesar de algunas importaates victorias- de buena parte de los mütares españoles republicanos, condenados a recorrer el mundo como quijotes insomnes.

Hubo incluso dos cartag. La respuesta salta a la h-rz sirl mucho pensar: Ie preocupan sue privilegiosdl. Alvarez de Miranda, J. Evidentemente, los aauntos internos de los pafses deben ser re- sueltoe por eus ciudadalos y no por presión extranjera.

Torlo ello aparte de utilizar sus recursos de propaganda en el exterior y, en este sentido, sus posibilidades perio- dísticas en Cuba, donde, naturalmente, no cabfan ya otras opcionee respecto a la España errante, desde las esferas del gobierno revolucio- nario.

Bayo y Ciutat representan, en este contexto general, dos trayec- torias ilustrativas de dos momentos históricos diferentes. El primero in- tent6 capitslizar su popularidad para tratar de cimentar, como vimos, un liderazgo -en muchas ocasiones, es cierto, con ribetes de opereta-, al objeto de "salvar" a España de la dictadura franquista, e irriciar una especie de gesta que fue concebida, en realidad, como un modesto reme- do del Movimiento 26 de Julio y del Qamoso foquismo.

Ciutat, sin em- bargo, fue un profesional que acuüó a Cuba a prestar sus servicios, sin otras pretensiones -que sepamor que las de cumblir estrictamenf,e con su misión y sus deberes militarcs.

En cualquier caso, llama Ia atención la intrincada y compleja personalidad de los dos rebeldes españoles. Ambos arrastran tras de sl, aunque apenas puedan o quieran expre- sarlo, una tradición cultural y una visión de la existencia cuando me- nos plural y heterodoxa, especffica y singular que, en cierto modo, los convierte en auténticos protagonistas de sus propios destinos, En eso, cuando menos, fueron intensamente inüvidualistas y, por ello, profun- damente españoIes.

Los conceptos vertidos en loe mismos constituyen un insulto al Jefe de un Estado que cumple estrictamente con las normas y costum- bres internacional. En lugares ilvemsfmiles han colocado piezas antiaéreas y se pa- ear: Carüa de Jalme Caldeyilla a Fer: Bonsal, uD psrsonsje con fama de negociador y progresista que tenfa, como ya se dijo, buena amistad con eI representante de España, marchó a Estados Unidoe en la mañana del 23 de enero de , al ser ll"mado por su gobierno dada la creciente tirantez en las relaciones entre ambos palses, Corno despe- dida el periódico La CaIIe, donde colaboraba!

Corrlan por aquel entonces, como hem. Pero Caldeülla aludió, también, a uno de los dis- 2. El pewaníanlo d,e Fidel Costro. Mientras tanto, en La Habana, la psicosis de invasión aumentaba casi al mismo ritmo que las expropiaciones e intervenciones administrati- vas de empresas privadas. Deepacho de Areüa del Informe de Caldovilla dol AG. ANctrEz de solidaridad con Cubarl.

Recuerden a Hitler, recuerden a Mussoüni, recuerden al señor Francisco Franco, el amigo de Eiseuhower. Iuforme de Caldowilla del , cit. Informe de Caldevila del AGA. Por ello, concluyó, 'no es sorprendente que la misidn soviética sea tan numerosazr. En otro informe, francameate interesante, sobre la situación poll- tica cubana, el encarga.

En este proceso, el Gobierno cuba- no desanolló tres vectores fundamentales, a saber,'b4jo el punto de vieta miütar, las milicias del pueblo; bqjo el aspecto político: Otro grupo era el de Pfinio Prieto, que estaba al frente de unos bandidos, al que se habla unido el presidente de la FEU de Santa Clara con otrog segenta. Existla, también, un sector de ex rnilitales del régimen de Batista y otro mandado por el campesino Luis Vargas, gran conocedor de la zona, y ai que segulan unoe 60 opositores.

También parece que tienen un pequeño campo de ateniza- jeaa. También parece que en una isla pequeña cerca de Miami hay unos paracaidista8 profesionales de diferentes nacionalidades, y entre los que se encuen- tran españolea.

Poco después, en el contexto de las elecciones norteamericanag. Kennedy, contra la polltica exterior del gobierno republicano, que fue acusado de no haber sabido orientar las ayudas al desarrollo social de Cuba y de haber apoyado al régimen sanguinario de Batista. Estos flagrantes enores de la Administración Eisenhower, señalaba Kennedy, hablan contribuido a generar, indirectamente, una situación realmente peligrosa para la estabilidad y ia paz en el Hemisferio occi- dental, dado el giro polltico que habla experimentado la revolución cu- bana, cuyos protagonistas, a su vez, hablan conquistado el gobierno con promesas de libertad individual y de elecciones libres, ,!

Castro ha transformado la isla de Cuba en un satéüte comunista hostil y militante desde donde lle- var a cabo la infiltración y subversión comunista de las Américas. El Washington Sunday Star deata- có al respecto, en un eütorial que fue recogido por el representante de España, que en ei libro de Kennedy?

Los aguardamos con interés, pero sin gtan esperanza'2?. En cambio un puñado de organizaciones procomunis- tas, con buen apoyo económico, han creado los organismos donde sus simpatizantes encuentran compañerismo y cauce para sus energlas, Los Estados Unidos han abandonado este campo'?

A principios de noviembre de , Rómulo Betancourt volvió a criti- car el marxismo y, especialmente, la "ingerencia de revolucionarios cubanos" en la vida polftica de Venezuelaze, y días después fue ex- pulsado del pafs Francisco René Chacón, agente distribuidor del pe- riódico cubano Reuolución y de la revista Verd,e Oliuoso. Esta nueva organización se venla a sumar a la "ya numerosa serie de grupos y asociaciones cubanas anticas- trigtas" que actuaban en Venezuela y que, pese a tener diferencias continuas entre ellos, realizaban cierta actividad coqjunta mediante un Directorio phblico y una agrupación clandestina que se mantenla en la reserva, con la esperanza de profundizar en sus trabqjos a partir del momento en que las condiciones polfticas del pals lo permitieran, aunque la "acción revolucionaria contra el régimen de Fidel Castro y la aportación de dinero" se realizaban a través de Miami.

Sus tareas contrarrevolucionarias, sin embargo, comenzaban a despuntar en te- rritorio venezolano, sobre todo mediante el frecuente envlo de comu- nicados a la prensa caraqueña, en los que se abogaba "por Ia soüdari- dad cubauo-venezolana contra el peligro comrln del comunismo castrista". Negó también, de manera terminante, "que en Cuba se estén montando rampas para lanzamiento de cohetes rusos"32, lo que, para algunos observadores, debió ser un indicio cierto de que algo se estaba tramando aI respecto.

En La Habana, fortificada hasta lo inverosímil ante los temores de invasión, milicianos y milicianas, 'en actitud casi devoradora", como indicó el siempre atento Caldevilla, se paseaban marcialmente.

Al consejem, veterano de la guerra de España, le parecla todo aquello como un juego ds niñ6s. En su opinión, el gobierno revolucionario se habla gastado en armas unos trescientos mi- llones de ddlares. Groizard, por su parte, describió en un despacho qotablemente preciso que, desde el propio 31 de diciembre de , el gobierno revolu- cionario había puesto en estado de alerüa a todo el pals ante eI inminen- te peligro de invasión por fuerzas norteamericanas.

Carta ds Caldevilla a Casfieüa, La Habana, , cit. Mas, como ya era la tercera vez que se anun- ciaba la llegada del lobo, muchas personas acogieron la noticia con no- table escepticismos?. Estados Unidos justificó su decisión por la 'inutilidad de continuar manteniendo rela- ciones norma-les ante la polltica seguida por el Gobierno de Cuba", y éste declaró que toda Ia responsabiJ.

Eisenhower declaró, por su parte, que la medida se habla adopta- do por "haber llegado al llnite los ataques, acusaciones infundadas y provocaciones del Gobierno de Cuba". La nueva Adminigtración, En el Vaticano preocupó seriamente Ia ruptura de relaciones en- tre los dog pafses, aulque se consideró justificada en cierto modo por parte de Estados Unidos, dada la actitud marcadamente hostil del régi- men de Fidel Castro. El dilema parecla, en esf,e coD.

El criterio al respecto del embqjador de España en Colombia era que "el gobierno norteamericano deberla tomar Ia iniciativa en la cues- tión de las relacioues con eI gobierno de Cuba, presentando su denuncia a Ia Orga. Dicho con otras palabras, "nos encontramog nueva. No cabe duda que eI sistema interamericano estaba en peligro y, por ello, Estados Unidos no tardó en darse cuenta que tenla que actuar sin pérüda de tiempo. En cualquier caso, subrayó Yturralde, era previsible "ei comienzo de una política de contraofensiva respecto a Cuba"ae.

Despacho ale Mariauo de Yturalde clsl Frente a esta realidad esperanzada, decfan, se opuso el criminal ataque de aviones norteamericanoe el 16 de abril de , que con evidente desprecio dle los derechos humanos y en un'incalificable acto de piraterla internacional' dio comienzo a una "nueva jornada de traición que tendrfa su epflogo en la Ciéuaga". Se habla escrito, pues, uD. Venlan a defender estos principios: O77 hect6- reas de tierra, 9. El folleto concluía con la reproducción de fotos de miem- bros de la fuerza invagora: La situación de Cuba, princi piaba eI informe, "representa un reto urgente y grave al Hernisferio occidental y al sistema interamericano", pero tal desafio no provenla del "hocho de que el Gobierno de Castm en Cuba fuese esüablecido por Ia violencia revolucionaria", gino de que "los jefes del régi.

El mencionado informe estadounidense comprendla cuatro puntos fundamentales: La traición a Ia reuolución cubana, 2. EI estableci- miento de Ia cabeza d,e puente cornunisto, S. La entrega de la reuolución al bloque chino-souiético y 4. Se desta- caban, por otra parte, las promesas iao: A través de a. Castro es un levantamiento a escala continental que reconstruitla toda Hispano- 6. Nosotros promntemos,habla declara, do Fidel Castro el 26 dejulio de , eontinuar ho.

El internacionalismo cu- bano, en frn, habfa pasado por diferentes fases, desde las inva. Las buenas intenciones de Estados Unidos y del conjunto de pal- ses iberoamericanos, en consecuencia, no hablan servido para nada. A partir de entonces, sin embargo, se querla ofrecer algo asl como una nueva era que debía transcurrir por un sendero de paz, libertad y mayor justicia social, y por ello foedimog otra vez aI réginen de Castro que rompa sus lazos con el moümiento comunista internacional, que l'uelva a los propósitos originales que reunieron a tantos hombres va- lientes en Ia Sierra Maestra y que restaure la integridad d.

A uno de estos comandos se Ie atribuyó una operación marlti. En primer lugar, hemos de despertarnos de este estado hipnótico de nuestras Eeutes. Desde el 3 de abril de , en realidad, no se trataba ya solamente de adelantarse a Manolo Ray y a sus amigos.

Se trataba de anticiparse a John F. De Gírón a la cri. Eis de IaB cohztes. Norton and Company, Nevr York. Una actitud que, por otra parte, se correspondía con la de los dos grandes sectores enfrentados del exilio cubano: Lemnitzer y el almirante A. Burke, y ambos habían apoyado resueltamente el plan ante Kennedy, 'siempre que se dieran dos condiciones: Asl, pues, el excego de confianza estarla en el origen esencial del fracago contrarre- volucionario, puesto que tanto los miütares como el servicio de espiona- Faltó, pues, un ojo escéptico y frfo, fun bergante profe- sional".

A la postre, la bola de nieve se hizo imparable en el seno mismo de la Ad"'inistración demócrata. Dos posiciones se perfilaron finalmen- te, de una parte la del senadory presidente de la comisión de relaciones exteriores del Senado, W. Fulbright, partidario de abstenerse de cual- quier intervención en el asu!. Se arguyó, asimismo, otra cuestión bastante menos convincente, es decir, Ia inercia ligada a Ias grandes decisiones gubernanentales.

En fin, un co4junto de elementos que podrfa. Perdido el control del cielo, subrayabaAlsop, no fue diflcil perder la batalla, a lo que se sumó, por si fuera poco, el hundim. Quedaba, como con- suelo, el oüo a Ia opresión comunista que habrla de generarse desde dentro de los propios Estados con esüa ideología, y que, en el fondo, era "Ia mejor carta de triunfo del Oeste en la larga lucha en la que estamos comprometidos, y hay que encontrar formas de explotarlazo.

Desde Nueva York, en este sentido, Jaime de Piniés iDformó, el 19 de abril de , de la repercusión que tenla en la ONU la invasión de Cuba, y afirmó que la prioera noticia habla pmclucido una reacción considerable, en la que los representantes his- panoamericanog exteriorizaban sus sentimientos "de acuerdo con sus inclinaciones personal. Deepacho reeervado de Jaine de Piliés, encargado de negocios a. Stevenson había insistido en que no existía el propósito de inva- dir Cuba por parte de Estadoe Unidos, pero no ocultó sus simpatlas ha- cia los anticastristas.

El gobierno de Guatemala habla desmentido también su participación en el asunto y envió a la ONU al embqjador Alejos, para que efectuara una declaración al respectoÉ. La lentitud de las operaciones militares y la falta de reacción favo- rable hacia los invasores por parte del pueblo de Cuba, preocupó tam- bién a aquellas delegaciones que vefal con simpatla la operación contra Fidel Castro. Sólo el propio dla 19 de abril, cuando ya la derrota era inevitable, la raüo dio a conocer "por primera vez, un comunicado oficial del Comité Revolucionario, desde Ia Bahfa de Cochinos', aconte- cimiento que fue üsto con notable optinismo por aquellos delegados que confiaban en el triunfo de los invasores.

El embajador Zorín había leldo la carta dé Kruechov a Aunque se esperaba una nueva reac- ción rusa, "la i: La Habana fue fortifi- cada de nuevo ante la eventualidad de un ataque, y se emplazaron ca- iones y ametralladoras en lugares prominentes de Ia ciudads. Informe eecreto eetadoruidonse, en inglóe, sobre'reaction to eventa in and concer- ning Cuba after the mid-April invasion El texto criticaba, en efecto, la polltica estadounidense hacia la revolución cubana, y soücitaba en consecuencia Ia rectificación de la corriente oficial favorable a Ia intervención militar en Cuba.

El 24 de mayo, no obstante, apareció otra carta abierta en res- puesta a la anteriofl, que fimaban profesores exiüados de las uni- Dos üas después, el comentarista político Arthur Krock matizó que los profesores cubanos atribuían a la Universidad de Harvard, en su coqjunto, la carta abierta en cuestión, pero que los firmantes consti- tulan un porcentaje muy pequeño del profesorado del prestigioso Cen- tro, y que, en varios casos, se trataba de doceutes de üsciplinas comple- tamente ajenas a cuestiones pollticas y socialessz, en clara alusión a los firmantes de Ciencias de la Naburaleza y especialidades afines.

EI consqjero de prenea informó igualmente del "llo que se armó con loe negros" quo el buque español Morg ués d. El informe ministerial cubano mostraba, asimismo, su rechazo al uso de la fuerza como meüo para dirimir las disputas internacionales, expresaba su apoyo a los principios de übertad de comercio y a las rela- cionee de cooperación, convivencia y amistad con todos los palses del mundo,'lndependientemente de sus ideologfas pollticas, organizaciones económicas o sistemas sociales', y, tras dejar sentadas estas premisas, detallaba a contiuuación las agresiones que el pueblo cubano habla ex- perimentado, a partir del triunfo de la revolución, por parte del gobierno de Estados Unidos de Norteamérica, todas ellas "tendentes a obstacu- lizar y destruir su obra creadora".

El Gobierno revolucionario ponla de relieve, asim. En este sentido, los cubanos argumentaban que buena parie de las acusaciones contra Cuba se basaban en la labor de sabotqje renlizada, en diferentes Embqjadas revolucionarias, por agen- tes contrarrevolucionarios amparados por Estados Unidos, como el exi- liado cubano Frsnk Dfaz Silveira.

Uno de estos gru- pos, encabezado por un inüviduo llamado Luis Torroella, preparaba un atentado aI Primer Ministm Doctor Fidel Castro, el cual fue descubierto por las autoridades". A las labores de sabotaje de Ia CIA había que su- mar, finalmente, las gestiones reaüzadas, entre otros, por el legislador estadounidense Vlctor L. El Gobierno revolucionario se re- sewaba, final. En egtas circunstancias, naturallrente, sólo cabla la posibüdad de que las contradicciones entre la revolución cubana y los Estados Unidos y sus aliados se acelerasen hasta alcanzar cotas imprevisibles, pero el siguiente capítulo de esta batalla planteó una dimensión igual- mente inéüta en la relación Norte-Sur y en el seno del propio Hemisfe- rio occidental.

Ha forzado a la Rusia de Kruschov a echaree fuera de su desafuem cubano. La manera de esffibir anglosqiona sabe bion V. No me atrevo a opinar, pem una portada de Ilme ttete siempre mucho alcanco.

Algunos autores, tanto cubanos como nortea. Kennedy como triunfador y héroe am. Pueden mencionaree, como simple mue8tra, las Biguientee obras: Laurence Changy Peter Korubluch Ed. The Cuban Mieeile Clisio, Thmbién resulta muy iateresaute la compilación comentada ile Mark J. En el qjo de la To nenta. Ia que surgió del reforzamiento de su prestigio institucional en el seno del llamado mundo übre --su imagen de virtual venceilor-, al mar- gen de su mayor o menor arrogancia a la hora de afrontar los aconteci- mientos.

En Cuba, por el contrario, las ilusiones continentales de Fidel Castro se hicieron trizas. Buono, no nos senti. Pero, si sonos realistas, y nos remontamos al pa- sado, comprendernos que nuestra postura no era correcta. Con toda honradez les digo ahora, que la Historia ha demostrado que la posición soviética era la correcta. Les ostoy respondiendo con franqueza y honradez. Brasil, Argentina, Méjico, Chile, Bolivia y Ecuador se abstuüeron de votarT, y Fidel Castro apeló a los pueblos iberoamericanos, algo después, para que se levaata- ran contra el irnperislismo.

Adem6s, el interc"mbio de pollticos y activistas entre Chile y Cuba era constante. Destacados hombres ptiblicos, entre ellos Saivador Allende, canüdato de la izquierda en las pasadas eleccioues presidenciales, acudiemn a la Conferencia convoca- da en La Habana en réplica a la de Punta del Este".

Cuba no capítrl,,7ar6", Revolucíón, Z6-O1,-]! Cuba estrechaba, mientras tanto, sus vfnculos con la Europa del Este. El primero, se- grin el encargado de negocios de España, "fue despeüdo sin ruido y con el mínimo de honores y solemnidad que podfan hacerse al represen- tante de la gran potencia en la que se apoya Cuba". También fue destacado en la ptensa un üscurso de Kruschov, que había sido pronunciado con moti- Al miemo tiempo aumentó Ia campaña en contra de los acaparadores y especuJadores del mercado negro, y Fidel Castro anunció, en el curso de una üsita a la regidn oriental del pols que dr: Este anuncio fue relacionado por Jorge Taberna con las especiales circunstancias por las que atravesaba la revolución, "pues parece señalar que el propio Fidel Castro desea recordar a su pueblo los comienzos de su movimientoaa.

Sus declaraciones, publicadas en Reuolucíón y reproducidas en otros muchos perióücos clel mundo, criticaban Ia actihrd agresiva de Estados Unidos y asombraron al embajador de España en Chile por su acusado izquierüsmo. Un ataque a Cuba por parte do los EE. La Bevolución subana metece confianza y estfmulo, y no hosti- lidad cieea. Se habla caleulado, ademés, que Ia medida sería eufr- ciente para doblegar a los cubanos, dado que'Cuba es un pafs de mono- cultivo y falto de industria.

En todo caso, la sentencia parece haber sido dictada: Obsesionado eomo otros muchos pollücos de su generación por la tramoya del poder, trató de mantenerse informado, en la medida de sus posibilidades, sobre las verdaderas intenciones de Estados Uni- dos, e intentó captar la actitud de sus colegas hispanoamericanos.

Nosotros Io hemos padecido y desde el año 48 he venido siguiéndolo de cerca", Convencido de la existencia de infiltrados de ideas progresistas --comunistas o criptoco- munistas- en el nudo gordiano de Ia Administración estadounidense, comentaba anonadado que era "inritil inügaarse, pues corresponde a sóIidos principios de la vida norteamericana". El decimoséptimo perlodo de sesiones de la ONU lropez6, a su vez, con un problema de conBecuencias insospechadas. Decimoséptimo pelodo de sesiones, El portavoz de la Casa Blarca, Lincoln White, habla declarado el L2 de octubre, a au vez, que Estados Unidos habfa informado a Gran Bretaña que no poüa garantizar la seguridad de su navegación en el Caribe "contra ataques armados de exilados anticastristas cubanos", aunque, segrln aseverd t""'bién, "tales atagues no son aprobados por el Gobierno norteamericano".

Kruschov, que deten- ga y elimine esta clandestina y provoeadora amenaza a la paz nun- dial, y el establecimiento de relaciones normales entre Cuba v los Estados Unidos.

La orden de bloqueo, que entrarla en vigor a las dos de la tarde, hora de Greenwich, del24 de octubre de 1g62, generó una enorme ten- sión entre las dos poteucias mundiales y preocupó, seriamente, a todos Ios palses del planeta.

La suorte del pue- Se preguntó, asimis- mo, qué razón tenlan los Estados Unidos para pedir el desmantela- miento de las plataformas de cohetes teledirigidos y el desarme, cuando eran ellos, precisamente, los que ocupaban en Ia propia Cuba "r: Los Estados Unidos, aladió, hablan fracasado en todas sus tentativas para destruir la revolución, "ahora ensayan la medida u-ltima: Por ello señaló que "la existencia de taleg armas en poder de Cuba constituye, inüscutible- mente, una amenaza a la paz y a la seguridad del resto" de América.

El representante de Chile, Schweitzer, insistió en los plantea- mieutog del delegado de Venezuela y recordó que su pals habla obser- vado, desde siempre, funa actitud serena" en el caso rle Cuba. Por el contra- rio, mantenemos con ella relacioneg normal. Segrin Lequerica, las sesiones del Consejo de Seguridad se desa- rrollaban en los términos preüstos y nadie habla adoptado, hasta el momento,!

VersióD taquigr4frca de los discursos en espaiol de la 1. No hay en ello dema- Al respecto, opinaba el delegado español, los norte- americanos parecían haberse aficionado a Ia acción d. Pero, al mismo tiempo, este nuevo y deciüdo espíritu de la pri- mera potencia munüal no parecía satisfacer.

La respuesta resu-ltaba bastante obvia, al menos para Lequerica. Al fin y al cabo -afirmó- estos palses creen vivir del equilibrio yanqui-soviético, y la idea de una potencia sola, muy predominante, les seduce poco, aun cuando no se lo confresen, ni naturalmente lo ügan.

Moneqfe Dc 62 o8tricta. Un clespacho de Ia agencia de noticias AP, fechado en Maüid el mismo dla 26 de octubre, recogla el comunicado emitido, tras una re- unión de urgencia, por el gobierno españols: El Consejo de Ministrog ha estuüado lae repercusiones concretas de la nueva situación.

Flanqueado por cuatro ayudantes y una eecretaria, tal como Io describió Richard Scott del Chícago Daily News, el encargado de nego- cios de Cuba en Madrid, Manuel Quesada, denunció el bloqueo impues- to por Estados Unidos como una actuacióD claramente agresiva e inter- vencionista, y aseguró que Ios cohetes "are only for defensive purposes, to repel aggression".

Una postura educacional semejante sostuvo el caudillo entrerriano Justo José de Urquiza. En ambos casos, palabra escrita que debía legitimar el orden de cosas y darle sus fundamentos ideológicos, políticos, sociales y culturales.

Closed On:

El rosismo persiguió al Salón Literario principal asesor en cuestiones culturales, Pedro de Angelis, se formado por los jóvenes cultos de Buenos Aires.

Copyright © 2015 myblogmoversjjd.ga

Powered By http://myblogmoversjjd.ga/